jueves, 8 de junio de 2017

Stephen King’s IT (1990)



—Todos flotan.
Pennywise, el payaso.

En esta ocasión hablaremos de la miniserie titulada Stephen King’s IT, la adaptación para televisión de la novela homónima de King, la cual analizamos en la columna anterior. Realizada por la difunta compañía Lorimar Television y distribuida por WB Television, la miniserie se transmitió originalmente por la cadena estadounidense ABC a mediados de Noviembre de 1990.

La filmación.

La producción tuvo algunos problemas que vale la pena mencionar; entre ellos el más importante es sin duda el cambio de formato que sufrió la adaptación, pues pasó de inicialmente estar concebida como una miniserie de diez horas de duración dividida en cuatro episodios, a una versión reducida de sólo cuatro horas divididas en dos capítulos. Estos cambios se dieron, según declaraciones del guionista Larry Cohen, a causa del recelo que tenía ABC de invertir mucho tiempo y dinero en una serie dentro del género de terror, pues creían que el rating no les sería favorable.

Otro punto interesante a mencionar es el cambio en directores. Originalmente, se tenía pensado que George Romero, viejo amigo y colaborador de King, sería el encargado de dirigir la miniserie, pero Romero tuvo que salir del proyecto debido a conflictos de agenda y fue entonces remplazado por el director Tommy Lee Wallace debido a su experiencia en otros proyectos de terror en los que había colaborado con John Carpenter.

El elenco infantil realizó un buen trabajo.

El problema principal al que se enfrentaron Cohen y Wallace durante el proceso creativo fue precisamente la restricción de tiempo impuesto por la televisora, ya que el guión de Cohen estaba realizado para una producción de alrededor de ocho horas, pero cuando fue reducido a cuatro, Wallace se vio en la necesidad de reescribir alrededor de la mitad del material, en particular el dedicado a la sección de los protagonistas cuando ya son adultos.

El casting en particular no tuvo muchos contratiempos con la excepción del actor que tomaría el papel más importante de la película, el del payaso Pennywise. Para interpretar al villano se consideraron a tres actores: Malcom McDowell, Roddy McDowall y Tim Curry. Al final el papel se le entregó a Curry, quien de acuerdo a lo mencionado por el coordinador de efectos especiales, Bart Mixon, solicitó que se limitaran las prótesis de hule en el maquillaje a raíz de su pesada experiencia al interpretar el personaje Darkness en la cinta Legend (1985), el cual le requería a Curry pasar casi seis horas en la sala de maquillaje para caracterizarse, y el actor quería evitar volver a repetir ese proceso. Luego de varias pruebas, Mixon, Wallace y Curry decidieron que el maquillaje simple de un payaso, aderezado sólo con lentes de contacto y prótesis dentales sería el más efectivo y el que se acercaba más a lo descrito en las páginas de la novela original.

El maquillaje de Tim Curry fue muy efectivo.

Con todas las piezas puestas sobre la mesa, la filmación aseguró un presupuesto de 12 millones de dólares y se realizó en Vancouver durante un periodo de tres meses. Un detalle más a mencionar es que el rodaje le presentó al equipo de filmación la dificultad de manejar un elenco de 14 protagonistas (siete adultos y siete niños) en lugares distintos debido a cuestiones de guión, lo que les implicó desplazarse de un set a otro en ocasiones varias veces a fin de poder cumplir con el tiempo asignado.

Finalmente, IT se estrenó el 18 de Noviembre y fue un éxito de audiencia alcanzando un rating de 17.5 millones de hogares para su primera parte, mientras que la segunda superó ese número y consiguió un rating de 19.2 millones de hogares para obtener un promedio de 30 millones de televidentes durante las dos noches de transmisión.  La miniserie fue puesta en venta en VHS en 1991, en DVD en el 2002 y finalmente estuvo disponible en Blu Ray en el 2016. En cuanto al soundtrack, que nunca estuvo disponible en los 90’s, finalmente se puso a la venta en el 2011 en una presentación de dos CD.

El elenco de actores adultos de la miniserie.
Evaluación.

La miniserie (o película de tres horas en su versión DVD y Blu Ray) nos narra los sucesos acontecidos en Derry en 1958 y 1985, mezclando de manera efectiva el presente de mediados de los ochenta con el pasado de finales de los cincuenta por medio de flashbacks que son bien utilizados durante la transición de escenas en la que cada uno de los adultos miembros del Club de los Perdedores recuerda su traumática infancia, la cual habían olvidado al convertirse en adultos exitosos.

La historia presentada en la miniserie sigue de una manera razonablemente fiel la trama presentada en la novela, aunque es importante decir que debido a la limitada duración y lo extenso de la fuente, algunas escenas del libro son eliminadas por completo o presentadas en una versión resumida, y si bien esto no afecta en gran medida la narración de los eventos, sí es algo que aquellos que han leído el libro notarán de inmediato, aunque es importante mencionar que algunas omisiones son obvias ya que la novela presenta escenas de violencia gráfica bastante fuertes para la televisión, tales como una decapitación, el asesinato de un perro y una orgía entre los protagonistas.

En cuanto al aspecto visual, IT fue filmada en 35 milímetros, algo un poco inusual para una miniserie de televisión, pero afortunadamente eso permite que la imagen mantenga una calidad superior a la de otras producciones realizadas para la pantalla chica, esto nos permite apreciar el trabajo de fotografía en los sets y en las localizaciones utilizadas por el director, un detalle que se aprecia ya que la mayoría son buenas y ayudan a sentar la historia más que adecuadamente en un ambiente adecuado. La música es también notable, ya que a pesar de ser una miniserie, las composiciones creadas para la película son adecuadas y permiten incrementar el suspenso de manera satisfactoria, aunque tristemente ninguna llega a ser particularmente memorable.

Hablando de los efectos especiales, estos son adecuados en cuanto a maquillaje se refiere sin llegar a ser extraordinarios, aunque debemos dejar en claro que el clímax de la cinta, que presenta a una araña gigante realizada por animatronicos y stop motion, es por demás bastante lamentable y una verdadera decepción que corta el buen ritmo que hasta ese punto llevaba la película. Probablemente este es uno de esos momentos en que adaptar las ideas de King a otra cosa habría sido lo más adecuado, ya que si bien la imagen de una araña gigantesca funciona en la página, no es fácil de trasladar a la pantalla sin tener los recursos adecuados. Aún así, otros elementos como el buen manejo de vestuarios y de iluminación ayudan a que los efectos especiales de otras escenas de la película sean más efectivos.

La interpretación de Curry como Pennywise es memorable.

La miniserie fue estelarizada por actores conocidos por su participación en series de televisión como John Ritter, Annette O’Toole y Harry Anderson, y por artistas en ese entonces infantiles como Emily Perkins, Seth Green y Jonathan Brandis interpretando a los miembros del Club de los Perdedores como adultos y niños respectivamente. El elenco es definitivamente variado, aunque esto tiene como resultado que las habilidades actorales de cada uno de los miembros sea irregular. Hay algunos actores, como Anderson y Ritter, que logran ofrecer buenas interpretaciones de sus personajes adultos, mientras que son Brandis y Green quienes logran sacar más provecho a su participación.

Dicho esto, el actor que se lleva la película a pesar de aparecer por sólo alrededor de veinte minutos, es sin duda Tim Curry, quien nos entrega una interpretación de Pennywise que es simplemente fantástica. Curry captura la esencia del payaso antagonista a la perfección y es capaz de alternar una personalidad inofensiva al momento de atraer niños con una feroz y cruel cuando los ha capturado sin perder el ritmo en ningún momento. Esto sin contar que su maquillaje, lenguaje corporal y diálogos le permiten dar rienda suelta a su habilidad actoral. Curry es siempre un actor disfrutable en escena, y le saca a su participación como Pennywise todo el provecho posible. Es imposible negar que una de las razones principales para ver la miniserie sea él.

Contando con una producción decente a pesar de quedarse corta en efectos especiales y dejando fuera algunas escenas del libro, IT se las arregla para ser una aceptable película de terror que construye un buen ritmo y ambiente de suspenso que se extiende por sus tres horas de duración, logrando esto gracias a la buena labor del director, la adecuada musicalización y trabajo de iluminación y fotografía y, sobre todo, a las buenas actuaciones de sus protagonistas, entre las que se destaca sin duda, como mencionamos líneas arriba, la magistral labor de Tim Curry como el payaso Pennywise.


Calificación: 7/10

Corto promocional original de la miniserie.

viernes, 2 de junio de 2017

IT, de Stephen King


Stephen King

El terror, que no terminaría por otros veintiocho años–si es que terminó alguna vez–, comenzó, hasta donde sé o puedo contar, con un barco de papel que flotaba a lo largo del arroyo de una calle anegada de lluvia.
Líneas iniciales de “It”.

En esta ocasión visitaremos de una de las novelas más populares y que han tenido un impacto más duradero en la bibliografía de King, siendo considerada por muchos como su trabajo definitivo, aunque sería injusto hablar del libro sin mencionar antes un poco de la vida de su autor.

Nacido en Maine en 1947, King pasó sus primeros años enfrentando una vida flagelada por problemas económicos consecuencia del abandono paterno del núcleo familiar, lo que obligó a su madre a trabajar en situaciones difíciles en diversas ciudades del estado hasta establecerse en Durham con sus abuelos maternos.

King mostró desde temprana edad un interés en el género del horror gracias a su afición a revistas de terror de la editorial americana EC, en particular la antología de historias de miedo titulada Tales from the Crypt y, en su libro Danza Macabra, el cual es un análisis del género de horror en el cine, literatura, televisión y otros medios, King admite que su interés en escribir historias de terror quedó sentado cuando encontró una colección de historias de H.P. Lovecraft en el ático.

Graduándose en 1970 de la Universidad de Maine con un B.A. (Bachelor of Arts) en inglés, ese año King también se convirtió en padre por primera vez con el nacimiento de su hija Rachel, y a fin de poder sostener a su familia, King se vio en la necesidad de trabajar en varios empleos por lo que fue conserje, empleado de gasolinera e incluso obrero, complementando sus ingresos vendiendo cuentos cortos a revistas para caballeros como Cavalier hasta que finalmente logró conseguir una posición como maestro en la Academia Hampden, fue durante estos años que King escribió y publicó Carrie (1973) y también cuando desarrolló un problema de alcoholismo que se incrementó luego de la muerte de su madre a causa de cáncer uterino en 1974.

Durante la siguiente década King cayó presa del alcohol y las drogas, aunque logró superar sus adicciones gracias al apoyo de su familia y amigos cercanos. Es interesante mencionar que fue durante este periodo que publicó las novelas que han resultado ser más memorables en el imaginario público, entre las cuales destacan Carrie, Salem’s Lot, The Shining (El resplandor), Cujo, IT y Misery.

Debemos mencionar que el ser uno de los autores modernos más productivos (King escribe un mínimo de 2000 palabras al día), le ha permitido tener una impresionante cantidad de trabajos publicados, puesto que tiene a su nombre 54 novelas, casi 200 cuentos cortos, algunas novelas en colaboración con otros autores e incluso unos cuantos libros dedicados a otros temas.

Si bien King a recibido críticas negativas en varios de sus trabajos, en general su obra ha sido bien recibida, le ha ganado millones en ganancias así como distinciones literarias tales como premios de la American Library Association, los distinguidos premios Hugo y Bram Stoker entre varios otros. Su trabajo al día de hoy goza de bastante popularidad, al grado de que muchas de sus novelas y cuentos cortos han recibido adaptaciones al cine, cómic y series de televisión.

Portada de la primera edición de It.
La novela

Publicada en 1986, It es una extensa novela (dependiendo la edición sobrepasa las mil cien páginas) que narra la historia de siete amigos desde la infancia hasta la edad adulta, y se concentra en sus enfrentamientos con la poderosa entidad sobrenatural que da título a la novela. El libro es uno de los más exitosos en la bibliografía de King, ya que fue el más vendido en Estados Unidos durante el año de su publicación y recibió el British Fantasy Award en 1987, además de nominaciones para los Locus y World Fantasy Awards.

Algunos de los temas comunes de la novela y que hoy son parte integral del trabajo de King tales como el poder de la inocencia infantil, el escritor protagonista, la violencia familiar hacia los niños y los traumas que provoca en la vida adulta así como el que la historia se desarrolle en un aparentemente tranquilo e idílico pueblo de Maine aparecen o se consolidan en esta obra, por lo que se le puede considerar como un temprano punto y aparte dentro del trabajo de King.  

La historia se desarrolla en Derry, una ciudad ficticia con cierta prominencia en la bibliografía de King, y tiene la particularidad de estar narrada en dos periodos de tiempo (1957-58 y 1984-85) que se interconectan dentro de la narración por medio de los recuerdos de los protagonistas. Los hechos que forman la historia comienzan con el asesinato del pequeño George Denbrough, hermano menor del protagonista principal, Bill. En una escena que se ha vuelto clásica, George sale a jugar a la calle luego de una tormenta con un pequeño barco de papel, regalo de su hermano, el cual es arrastrado por la corriente hasta una alcantarilla, en la que encuentra a un misterioso payaso que se presenta como Bob Fray, también conocido como Pennywise el payaso bailarín. Utilizando el bote de papel como cebo, Pennywise atrapa a George, al que le arranca el brazo y le provoca la muerte.

La muerte de George desencadena una serie de eventos en las que poco a poco cada uno de los siete protagonistas comienzan a relacionarse entre ellos durante las vacaciones de verano, formando amistad a través de sus intereses en común y, más que nada, debido a sus encuentros con la entidad sobrenatural que se alimenta del terror de los niños del pueblo. Conforme avanza el verano, los niños, que se autonombran el “Club de los perdedores” teorizan y al final caen en cuenta de que su enemigo es una criatura maligna que es capaz de tomar la forma de aquello que los asuste más, y que esta entidad es la responsable del asesinato de George, por lo que deciden ayudar a Bill, el líder del grupo, a eliminar al sobrenatural asesino de niños.

Después de varios encuentros, de enfrentar a una pandilla de abusones y de cercar a It en las alcantarillas, Bill y el resto de los Perdedores se las arreglan para derrotar a la entidad, y aunque piensan que la han eliminado, realizan un pacto que los obligaría a volver en caso de que It hubiera sobrevivido.

Un par de décadas más tarde, una nueva serie de asesinatos en Derry convence a los Perdedores de que It ha sobrevivido, por lo que uno a uno son convocados de regreso a su pueblo natal, donde descubren que han olvidado gran parte de sus recuerdos, los cuales comenzarán a recuperar a la vez que el siniestro ente sobrenatural intenta deshacerse de ellos por medios cada vez más aterradores.

Portada de la edición del 25 aniversario de It.
Evaluación

It posee un merecido lugar entre las mejores obras de King, puesto que la caracterización de los siete personajes principales y del antagonista es simplemente excelente, la narrativa en las escenas donde los Perdedores se enfrentan a It, tanto de niños como adultos son lo bastante amenazantes como para elevar la tensión de manera adecuada, y la historia captura al lector de un modo en que pocos libros consiguen lograrlo.

Dicho esto, la novela tiene algunos problemas que debemos mencionar, el más notable, y que se presenta constantemente es la presentación de información que en realidad no aporta gran cosa a la trama, lo cual puede hacer que el libro se sienta lento y pierda ritmo, algo que eliminar esos momentos habría conseguido arreglar.

Un punto más es que, siendo honestos, la novela no es tan espeluznante como podría ser. Si bien hay dos escenas que pueden considerarse terroríficas gracias a la excelente forma en que están narrativamente construidas, It en realidad no consigue provocar la sensación de incomodidad y verdadero horror que King alcanza en su muy superior Pet Semetary o la sensación de perdición absoluta en la excelente The Shining.

Pero a pesar de estos detalles, It es un monumental trabajo que definitivamente merece ser leído para poder apreciar enteramente su complejidad y magnífico manejo de personajes.  

Portada de la edición de 1990.
Adaptaciones

Siendo una de las novelas más populares de King, pero también una de las más complejas, no se pensaba que It podría ser adaptada adecuadamente a la pantalla grande, pero una película basada en el libro se estrenará pronto en dos partes, y por lo que se puede juzgar, es bastante fiel al libro.

Tampoco debemos olvidar que en 1990 se realizó un intento bastante adecuado, aún con sus limitaciones, para la televisión, del cual hablaremos en el próximo artículo.