sábado, 14 de mayo de 2016

Las Montañas de la locura de H.P. Lovecraft


Howard Phillips Lovecraft

“Sobre la mesa del laboratorio, y alrededor de ella, había esparcidas otras cosas, y no tardamos en adivinar que eran los trozos, minuciosa pero extraña y torpemente diseccionados de un hombre y un perro.”
Fragmento de "Las Montañas de la locura."

Es imposible hablar de este relato sin antes hacer una breve reseña sobre la vida de su autor, el legendario autor de horror Howard Phillips Lovecraft, el poeta de Providence.

Lovecraft nació en Rodhe Island, en Estados Unidos y residió la mayor parte de su vida en Providence, en donde falleció víctima del cáncer en 1937.

El autor tuvo una infancia traumática pues queda huérfano de padre siendo un niño pequeño, lo que desembocó en eventos que se considera marcaron el resto de su vida, entre ellos el haberse mudado a la casa de su abuelo y el férreo control maternal sobre su educación y conducta.

A pesar de ser constantemente vigilado por su madre, es bajo la tutela de su abuelo, el empresario Phillips Whipple, que Lovecraft desarrolla un fuerte gusto y hábito por la lectura, lo cual le permitió adquirir conocimientos sobre historia, química y otras ciencias, y es gracias a esto que pudo comenzar a escribir sobre temas que le llamaban la atención, en particular poesía y fantasía desde que entró a la adolescencia. De hecho, Lovecraft escribió su primer cuento “La Bestia en la cueva” a los quince años y a los dieciséis ya contribuía con una columna de astronomía para un periódico local llamado el Providence Tribune.

A pesar de este evidente interés en la escritura, la muerte de su abuelo y los problemas económicos que esto le causó a su familia provocaron que Lovecraft no se iniciara seriamente como un escritor hasta la edad adulta, cuando ya se había unido a la UAPA (United Amateur Press Association) de la cual llegó a ser presidente. Fue en este periodo cuando Lovecraft finalmente publica de manera profesional su relato corto titulado Dagon, el cual sería posible catalogar como el primero dentro de los cuentos que conformarían lo que hoy conocemos como los Mitos de Cthulhu.

Si bien Lovecraft era tímido y solitario en su vida diaria, su deseo de interactuar con otros autores lo llevó a crear un amplio círculo de correspondencia, y fue su extensa comunicación por medio de cartas con escritores contemporáneos, entre los que se destaca Robert E. Howard, el creador de Conan; Clark Ashton Smith y Roberth Bloch entre muchos otros, lo que convierte a Lovecraft en uno de los principales autores americanos del género epistolar, ya que llegó a escribir un estimado de más de 100,000 cartas durante el transcurso de su vida entre las que se cuentan ensayos, correcciones, sugerencias, revisiones e intercambios de opinión sobre diversos temas literarios.

El día de hoy, la influencia de Lovecraft, que es considerado como padre del horror cósmico se sigue sintiendo con gran fuerza tanto en la literatura, el cine y la televisión. Sus ya mencionados Mitos de Cthulhu no sólo innovaron dentro del género de terror, sino que renovaron el horror gótico, trasladando las viejas tramas de fantasmas y encantamientos a un nuevo elemento en el que el terror es palpable y con forma física definida de modo que puede interactuar directamente de manera mortal con los protagonistas de estas historias.

El factor principal del horror cósmico como fue concebido por Lovecraft, sin embargo, es el mostrar que más allá del mundo convencional del ser humano existe una realidad poblada de monstruosas criaturas que poseen el poder para afectar el universo en su totalidad por lo que para aquellos seres la humanidad es insignificante.

Al final de su carrera Lovecraft entraría en lo que se conoce como su periodo realista durante el cual daría a su obra un enfoque más científico, alejándose así, aunque no totalmente, del tono fantástico que distinguía su trabajo. Es precisamente durante este periodo que es publicado el relato del que nos ocuparemos ahora: Las Montañas de la Locura, el cual es sin duda no sólo uno de los escritos más pulidos de Lovecraft, sino también un homenaje a uno de sus ídolos literarios, el gran Edgar Allan Poe.

La historia.

Escrita en 1931 esta novela corta fue rechazada en una primera instancia por la revista Weird Tales, pero fue finalmente publicada en 1936, dividida en tres partes, por la revista Astounding Stories en donde tuvo un éxito considerable.

La historia está ubicada en Septiembre de 1930, y narra los desastrosos eventos que provocaron el final de la expedición del narrador, el doctor William Dyer de la Universidad de Miskatonic. Durante el relato, Dyer intentará disuadir a futuras expediciones de penetrar en las frías montañas congeladas del polo, a fin de evitar lo que considera podría causar el final de la humanidad.

La novela está narrada en primera persona por el personaje principal, el ya mencionado William Dyer, quien comienza relatando al lector acerca de su expedición, en la que lideró a un grupo de decididos académicos de su universidad con el objetivo de alcanzar puntos no explorados de la Antártica y cómo durante su exploración su grupo encuentra una antigua y enorme ciudad bajo el hielo, ubicada más allá de una cordillera más alta que incluso los Himalayas.

Dyer explica con gran detalle el momento en que el profesor Lake, otro miembro de su expedición, lo convence de permitirle ir a explorar con un pequeño grupo de académicos y perros en una dirección distinta a la ya programada, puesto que Lake espera poder encontrar evidencias de fósiles de organismos desconocidos. Lake tiene éxito, descubriendo una fosa bajo el hielo en la que encuentra catorce ejemplares de seres nunca antes vistos. Seis de estas criaturas congeladas están en un estado lamentable, mientras que ocho de ellas están en perfectas condiciones. A partir de allí, los informes de Lake se tornan cada vez más sombríos hasta que, a causa de una fuerte tormenta, la base de la expedición pierde todo contacto con él, lo que ocasiona que el grupo principal, bajo las órdenes de Dyer, se vea en la necesidad de ir a buscar al grupo de Lake con la esperanza de encontrar sobrevivientes.

Lo que Dyer y su equipo encuentran en el campamento de Lake resulta ser una verdadera carnicería, aunque también dan con pistas que los hacen sospechar que hay algo importante al otro lado de la cordillera que se eleva en la cercanía, por lo que Dyer, acompañado de Danforth, un alumno universitario, decide investigarlas. Lo que ambos exploradores encontrarán una vez alcanzada la cima de las montañas es una gigantesca metrópolis construida por seres extraños que preceden incluso a la humanidad, pero la verdadera revelación que encuentran Dyer y Danforth, la cual los obliga a intentar detener cualquier otra expedición que busque explorar las mismas regiones que ellos visitaron, es la certeza de que la antigua ciudad en ruinas no está tan muerta como parece.

Adaptaciones.

Si consideramos la enorme cantidad de historias escritas por H. P. Lovecraft que han sido llevadas al cine o televisión, es sorprendente que Las Montañas de la locura no hayan recibido aún una versión cinematográfica; a pesar de ello, la historia ha recibido algunas adaptaciones que podemos mencionar y las cuales son:

Un drama de radio realizado por la Sociedad Histórica de H. P. Lovecraft, producido en el estilo de los viejos seriales radiofónicos de la década de 1930.

Un monólogo con acompañamiento musical titulado “Las montañas de la locura” que incluye también fragmentos de otras obras de Lovecraft y una pequeña reseña sobre su vida fue realizado en 2005, y en el 2013 un musical basado en esta obra titulado “Necronomicon” fue estrenado en Europa.

En el 2010 la historia fue adaptada como una novela gráfica por el artista I. N. J. Culbard.

La historia también ha sido la base para algunos videojuegos, para juegos de mesa y también ha inspirado un par de discos de Heavy Metal.

Un detalle notable es que el director de cine Guillermo del Toro ha intentado adaptar Las Montañas de la locura al cine desde el 2006, pero problemas con la clasificación de la película y el costo que tendría una adaptación fiel a la historial han impedido la materialización de este proyecto, por lo que las esperanzas de que sea realizado en realidad son mínimas.
_____________________

Las Montañas de la locura está también en el dominio público, y es fácil de encontrar en recopilaciones de los trabajos de Lovecraft, aunque si te interesa leerla, lo puedes hacer aquí:

En las Montañas de la Locura de H. P. Lovecraft.

O también puedes mirar esta adaptación animada de la novela, la cual hace un trabajo bastante decente presentando la historia:

Corto animado de Las Montañas de la locura.

2 comentarios:

  1. Excelente texto. Por si te interesa, te dejo una dirección de unos jovenes de San Luis Potosí, México, que acaban de sacar una revista literaria; el primer número está dedicado a Lovecraft. Un gran saludo.
    https://potosination.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Esteban. También por la dirección de la revista, se ve muy interesante.
      Saludos!

      Eliminar