lunes, 20 de abril de 2015

Pedro Fernández y el Cine de horror Mexicano. Parte 3 de 4, Vacaciones de terror 2: Pedro contra la botarga del mal.

©Televicine

Luego de hablar de las dos películas de terror “menores” en la filmografía de Pedro Fernández en los artículos anteriores, ha llegado el momento de echarle una mirada a las dos más exitosas y con un mayor nivel de culto; me refiero desde luego a Vacaciones de Terror y su secuela.

Esta semana nos ocuparemos de la segunda parte de Vacaciones… la cual a pesar de sus limitaciones tiene algunos puntos rescatables. Producida por Televicine en 1990 y estrenada en 1991, esta película dirigida por Pedro Galindo III tiene la particularidad de contar con varios títulos, por lo que también es conocida como Pesadilla Sangrienta, Cazador de Brujas y Cumpleaños Diabólico, por lo que supongo que al menos en este aspecto sí que puede presumir de variedad.

"Menos mal que esta es la última de terror en mi contrato."
©Televicine

La amplia gama de títulos que posee Vacaciones de Terror 2 supuestamente se debe a que no se planeó como una secuela, sino como una cinta original aunque al final, para garantizar que tuviera mayor éxito en taquilla, se decidió aprovechar que repetía el protagonista y agregarle algunas cosas aquí y allá fin de conectarla, de manera muy superficial, con la primera.  

La película está protagonizada por Pedro Fernández que repite el papel de Julio, Tatiana (antes de tomar la decisión de ser la versión femenina de Chabelo) y Joaquín Cordero. En cuanto a nivel de actuación se refiere, obviamente es Joaquín Cordero quien hace el mejor trabajo con lo poco que le dan, mientras que Tatiana se muestra en extremo errática en su papel de chica en peligro, dando en varios momentos una interpretación más digna de película de comedia que de terror; vamos, que a la cantante ser una Scream Queen pues no se le daba. Pedro Fernández se muestra de hecho cómodo y confiado en el papel de Julio, y aunque eso no quiere decir que su actuación sea excelente, al menos sí es posible ver que no tiene problemas en realizar su trabajo y queda claro que con un mejor director y un poco más de empeño habría realizado algo más memorable.

"¡Nunca volveré a cenar tacos en la estación del metro... AAGH!"
©Televicine

La historia comienza con lo que es la preparación y después realización de una fiesta de cumpleaños/Noche de brujas que está organizando el importante productor de cine Don Roberto (Cordero), quien quiere darle a Tania, su hija menor, una buena experiencia. Sólo que da la casualidad de que la pequeña Tania es, también, la nueva dueña de la muñeca diabólica favorita de México. Debemos mencionar que Julio (Fernández) ha evolucionado de ser el chavo dicharachero y afable en la primera parte, a una mezcla de investigador paranormal y tipo duro, lo cual demuestra poniéndose un abrigo y abriendo una tienda de antigüedades, en donde por azares del destino conoce a un viejo que cumple con la destacada función de morirse frente a él, no sin antes decirle a Julio que es el elegido para luchar contra el mal y de entregarle unos amuletos de plata.

Gracias a otra casualidad, Julio conoce a Mayra (Tatiana) quien lo invita a la fiesta de su hermana menor. La presencia de Julio en la fiesta, que es realizada en los estudios de filmación de don Roberto, coincide con el comienzo de extraños sucesos que culminan con la muerte de un técnico en efectos especiales y a partir de allí, la lucha entre la muñeca diabólica, (que después de comerse un poco de pastelseguramente de Walmart- ha conseguido transformarse en una bruja de dos metros mitad reptil y mitad duende que sufre un terrible problema de acné) y Julio se desata en medio de una cascada de defectos especiales hasta llegar al clímax en el que nuestro héroe usa uno de sus talismanes cual estrella ninja shuriken para atravesar el corazón de la bruja y hacerla estallar, acabando con esa amenaza definitivamente.

"¿Alguien tiene Clearasil?"
©Televicine

Si bien la película es más una comedia debido al irregular trabajo de dirección, a un guion con diálogos que honestamente son risibles y que tiene más agujeros que una coladera, Vacaciones de Terror 2 incluye algunas escenas interesantes, como es el número musical de Tatiana en la fiesta en el que hace playback canta para los extras, la secuencia de transformación de la muñeca en la bruja-lagarto y el clímax en el que es destruida por una moneda de plata pegada en su túnica que, a pesar de ser hilarante, hace gala de un número considerable de efectos de pirotecnia. El traje de látex usado para la bruja es bastante risible pero sorprendentemente, hasta cierto punto resulta efectivo.

Por todo lo mencionado la película logra ser más entretenida que Trampa Infernal y Pánico en la montaña, al grado de que hasta cierto punto vale la pena verla tan sólo por el hecho de ser una muestra de caos total capturada en celuloide, con todo y un par de momentos que sí son capaces de asustar a niños pequeños.

Calificación 3/10

Para la cuarta y última de esta serie de artículos hablaremos de la original Vacaciones de Terror.

Hasta la próxima semana.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario