lunes, 25 de agosto de 2014

Oveja Negra, sueña más allá del corral. (2009)

©Tigre Pictures
La película “Oveja Negra, sueña más allá del corral” fue realizada por Tigre Pictures en el 2009, la cual es una casa productora que tiene en su haber una cantidad considerable de videos musicales que han realizado para grupos como Moderatto y Motel además de que han trabajado con cantantes como Ximena Sariñana, Zoe y Enrique Bunbury. Aunque el fuerte de esta empresa son los videos de música, también han realizado tres largometrajes y hoy hablaremos del más importante de éstos: Oveja negra.

Oveja negra fue filmada con locaciones en Toluca y aunque no contó con un presupuesto muy alto logra hacer cosas bastante interesantes y demuestra que el tener millones y millones no es necesario para lograr realizar una buena película de comedia y drama cuando se tiene una buena historia y talento. Estelarizada por actores muy poco conocidos a fin de darle una mayor frescura a la cinta y dirigida por su propio escritor, “Sueña más allá del corral” es una de las mejores películas filmadas en México en los últimos diez años y puedo decir que es una verdadera lástima que sólo se haya estrenado en 60 salas de la capital y en muy, muy pocas del interior de la república ya que me parece que pudo haber logrado ingresos decentes con una mayor distribución.

©Tigre Pictures
José y Cumbia, héroes de la cinta
Oveja negra narra la historia de José (Christian Vázquez) y su gran amigo Cumbia (Rodrigo Corea), dos peones que trabajan para un importante ganadero que se dedica a la crianza de borregos, pero que sufren constantemente de los malos tratos del único hijo de su patrón, el mimado y podrido Jerónimo (Iván Arana), quien encuentra en causarle problemas y humillaciones a sus dos empleados su mayor fuente de entretenimiento. 

Cansados del maltrato, José y Cumbia deciden desquitarse de Jerónimo robándose todas las ovejas del rancho para venderlas y poder huir a los Estados Unidos, usando el dinero para contar con algo con que mantenerse mientras ambos persiguen el sueño americano. El plan de los dos amigos, que comienza teniendo muchas posibilidades de éxito, se complica tremendamente cuando entra en escena María (Ximena Romo), la chica más bonita del pueblo. Esto se debe a que tanto Jerónimo como José están detrás de los amores de María, quien se divierte coqueteando con ellos en un juego bastante peligroso. Al final, la intervención de María no sólo pone en riesgo el ganado de Jerónimo y al mismo tiempo el plan de José, sino que también hará peligrar la vida misma de Cumbia.

©Tigre Pictures
José con María
El guion de “Sueña más allá del corral” es magnífico y si bien la trama es algo predecible (excepto al final), los diálogos son excelentes; pocas veces he visto una producción mexicana en donde los personajes de hecho hablen como gente normal, como alguien que podrías encontrar en la esquina esperando el camión o trabajando en una fábrica o en un mercado. 

Que el director y guionista, Humberto Hinojosa, pudiera capturar tan acertadamente la manera de expresarse de los personajes, que son gente de campo y de clases sociales bien establecidas es un triunfo tremendo.

La dirección es bastante sólida. El ritmo de la película es preciso y las escenas están bien estructuradas, no les sobra ni les falta ni un segundo, por lo que el trabajo de edición también está muy bien logrado. La fotografía, a cargo de Kenji Katori, es excelente; Katori hace un trabajo muy bueno definiendo el estilo visual de la cinta, y logra realzar los escenarios naturales de una manera muy efectiva. La música fue realizada por Ernesto Paredano, y las composiciones cumplen con lo que necesita la cinta en el momento, aunque seguramente la mayoría de las personas recordará más la canción “Aurora” que el grupo Motel grabó como tema oficial de la película.


Las actuaciones de los actores a cargo de interpretar el cuarteto protagonista son todas bastante destacables. Ximena Romo logra darle a María un toque de inocencia que no se desdibuja ni siquiera cuando su personaje está manipulando las cosas a su antojo sólo por diversión. Iván Arana realiza una gran interpretación como el villano de la película, pues en realidad logra hacernos creer que Jerónimo es el típico junior mimado acostumbrado a salirse con la suya sin importarle qué tan bajo tenga qué caer mientras pueda usar el dinero y la influencia de sus padres para cubrir sus fechorías. Christian Vázquez hace un buen trabajo como José, transmitiendo correctamente la vulnerabilidad, ambición y resentimiento de su personaje logrando así que nos identifiquemos con José a pesar de que sus fines no sean los más loables. En cuanto a Rodrigo Corea, su interpretación de Cumbia es posiblemente la mejor y la más memorable de la película, Corea encarna perfectamente al amigo poco listo pero leal hasta el fin, chistoso y dicharachero que usa su vena cómica para ganarse a la gente; definitivamente las mejores dos escenas de la película se las lleva, y por mucho, Corea.

Como comentario final, sólo me queda recomendar ampliamente Oveja negra como una película de gran calidad que se distingue de las muchas decepciones del cine mexicano gracias a sus buenos méritos. Y no estoy sólo en esto, pues la película ganó reconocimiento en el Festival de Cine de Karlovy Vary en donde se colocó como parte de la selección oficial y ganó muy merecidamente el Premio del Público y el premio al Mejor Director de Ópera Prima del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

Calificación: 8/10



No hay comentarios.:

Publicar un comentario