lunes, 11 de agosto de 2014

Ángel Caído. ¿Porqué fue un fracaso?



Es un hecho que en México la producción de películas de alto presupuesto lanzadas a los cines nacionales para satisfacer la demanda interna es mínima y aunque el cine Mexicano produce muy poco, hemos tenido películas que demuestran que es posible lanzar un filme redituable si este cuenta con una historia interesante para el público, un buen nivel de producción y una campaña publicitaria que sea por lo menos decente. 

Es decir que en México la gente no está en contra de consumir cine nacional, (películas como “Pastorela”, “Don Gato y su pandilla”, “Nosotros los nobles” y “No se aceptan devoluciones” demuestran que producciones mexicanas sí pueden ser exitosas) pero al mismo tiempo no lo harán a menos que el producto que se les ofrece sea de una calidad aceptable.

Es por eso que lo que sucedió con “Ángel caído” no deja de parecerme algo interesante y por lo tanto me gustaría hablar un poco sobre el tema. 
_______________________________________


¿Qué es “Ángel caído”?

Fue una película mexicana lanzada en el 2011 y tiene el honor de ser la primera cinta del género de fantasía épica (el mismo género que la exitosa saga de El Señor de los Anillos) realizada en México. El concepto fue realizado y financiado completamente por mexicanos y tuvo un tortuoso camino hasta que por fin pudo ser terminado, ya que la producción empezó desde antes del 2007 y sólo hasta cinco años después pudo llegar a cines nacionales. 

Es importante mencionar que incluso se publicaron una novela y un cómic un par de años antes de que terminara la filmación y que se esperaba que ambos fueran un éxito de ventas que sentarían las bases para crear un nutrido grupo de fans que asistirían en masa a ver la película, pero el libro no se vendió y el cómic fue ignorado por el público.


 La novela.

Esta fue escrita por Arturo Anaya, quien también escribió el guion de la película y fungió como su director. La trama del libro es a simple vista sencilla, pues retrata, en pocas palabras, la historia de un joven elegido que resulta ser un Sephiro (en el libro se llama así a mestizos que poseen sangre humana y de ángel) con las cualidades especiales que le permitirán usar la espada de fuego, un arma mágica que representará la victoria en la guerra oculta entre el cielo y el infierno ya que puede abrir las puertas que separan ambos reinos y desde luego, las fuerzas infernales no pueden permitir que nuestro joven mitad humano y mitad ángel use la espada en contra de ellos, por lo que deciden actuar en consecuencia, desatando hechos que terminan por acrecentar el conflicto entre los dos bandos.

El libro tiene varios problemas que no se esperarían de una novela de altas expectativas comerciales; para comenzar, es aburrido y no digo esto sólo por mi apreciación personal; la narrativa en verdad es repetitiva y en extremo pretenciosa, lo cual lo vuelve poco agradable de leer aun cuando algunos de los eventos presentados sí llegan a ser interesantes, desafortunadamente estos chispazos no logran salvar la novela. Otro factor es que el desarrollo de Luit, el personaje principal, es poco satisfactorio ya que en ocasiones los sucesos a su alrededor no le motivan reacciones que uno como lector esperaría o que deberían ser lógicas.

El final de la novela presenta un aparente cambio de protagonista que es obviamente un intento de lanzar el anzuelo para la secuela, pero hasta la fecha no hay noticias de que este libro reciba una segunda parte aunque el autor se muestre optimista de que la continuación, tentativamente titulada “Génesis”, aparecerá en algún momento, lo cual siendo realistas es poco probable.


 La película.

En cuanto a la película de “Ángel caído”, ésta sigue más o menos la historia de la novela y se mantiene fiel a la misma, lo cual no sorprende ya que el autor del libro, como ya mencionamos, dirigió y escribió el guion para la cinta. El que siga la trama de la novela, sin embargo, sólo significa que cae en los mismos errores y que además, estos sean más evidentes al ser trasladados a la pantalla.

Tenemos además una dirección bastante pobre por parte de Anaya, quien favorece escenas en extremo largas y con poco que suceda en ellas, que usa tomas de cámara que no funcionan debido a que o son estáticas o no muestran la acción de manera adecuada o, algo que noté en varios casos, se omite el trabajo de un editor, haciendo que el flujo de la película sea confuso y poco dinámico.

Por otro lado las actuaciones, exceptuando la de Humberto Zurita, son terribles y nada creíbles. Algo más es que en la película las voces de los actores son dobladas en el estudio algo que, aunque es común en post-producción, en este caso es completamente notable y afecta bastante la calidad sonora de la película. 

La película abusa de clichés para representar sus personajes, llegando al grado de caer en la trampa de mostrarlos completamente acartonados y sin gracia; es por ello que en “Ángel caído” la chica gótica es adoradora del diablo y los chicos buenos son un dechado virginal de virtudes, sin emociones ni capacidad de vestirse como personas que viven en el siglo XX. Los escenarios son de calidad irregular, al igual que los vestuarios; algunas escenas y trajes muestran buenos niveles de producción y otros parecen haber sido hechos con un presupuestos de treinta centavos, y esto afecta mucho a la película ya que no hay homogeneidad en su presentación final.

En cuanto al apartado musical no hay mucho qué decir, es sólo algo que cumple su objetivo pero no destaca en ningún momento, no hay una sola composición memorable y por lo que pude notar ningún personaje parece tener un tema propio, lo cual en una producción de este tipo es un error bastante grave.

De los efectos especiales creo que es mejor no hablar mucho. Simplemente no son buenos. De las secuencias generadas en computadora, las que se promocionaron como de la misma calidad de lo hecho por el estudio WETA, (el estudio responsable de los efectos en la trilogía del Señor de los Anillos y las películas del Hobbit) la realidad es que no llegan a este nivel ni por equivocación. Puedo admitir que algunos efectos especiales no son terriblemente malos, y en algunos casos son decentes, pero la mayoría dejan mucho, bastante, que desear. Errores de la animación por computadora, bajo conteo de polígonos en los modelos CGI y otras cosas me hacen pensar que usarlos en menos escenas habría sido más efectivo.

Calificación: 0/10


 ¿Por qué falló la película?

“Ángel caído” fracasó estrepitosamente en taquilla no sólo por ser una terrible película basada en un libro aburrido, no. Hay otros factores que afectaron su desempeño comercial y el más importante de todos es que la promoción fue pésima; la campaña publicitaria fue completamente inexistente, algo muy extraño considerando que contaba como productores al veterano actor Humberto Zurita, al poderoso Grupo Corona e incluso contó con apoyo gubernamental. Fue una producción a la que se le inyectó muchísimo dinero, por lo que es muy extraño que, en apariencia, no se hubiera presupuestado la publicidad.

Otro factor determinante es la fecha de lanzamiento. “Ángel caído” inicialmente compartiría fecha con el estreno de “Don Gato y su pandilla” pero a fin de evitar ser aplastada por el entrañable gato neoyorkino y sus amigos, la cinta de Arturo Anaya fue movida una semana sin ningún aviso, dejando a los pocos que estaban interesados en verla confundidos y sin saber cuándo saldría la película, lo cual fue un error bastante costoso ya que limitó aún más su poca audiencia resultando en que en su fin de semana de estreno, “Ángel caído” ni siquiera entrara en el top ten de la taquilla mexicana.

Versión en cómic de Ángel caído, la cual también fracasó espectacularmente.
Debido a que al final “Ángel caído” fue un producto de muy baja calidad y que además se lanzó acompañado por una terrible, por no decir nula, campaña publicitaria, no extraña que terminara siendo una decepción completa en taquilla, matando de tajo cualquier expectativa de que pudiera llegar a ser la trilogía que sus productores esperaban.

Como experimento de lo que podría llegarse a lograr en el cine mexicano tiene cierto mérito, pero nada más. Es una pena pero quizás, cuando eventualmente alguien más intente hacer algo en el género de fantasía o incluso ciencia ficción en el cine mexicano, quizás logre evitar todos los errores que acompañaron esta producción y nos brinde un producto exitoso y de alta calidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario