lunes, 7 de julio de 2014

Barranca de Huentitán, maravilla natural del estado de Jalisco, México.



Barranca de Huentitán
©Fabian Cruz
Definitivamente, la barranca de Oblatos es una de las zonas verdes más impresionantes no sólo de Jalisco, sino de México. Es un espacio de considerable tamaño, pues cubre más de mil hectáreas y tiene una amplia variedad de flora, y aunque las especies de animales nativas han ido desapareciendo debido a la intervención humana y ya no sea muy común encontrar gran variedad de la misma, todavía es posible observar peces, muchos tipos de aves, algunos reptiles, murciélagos, una amplia gama de insectos, etc. En cuanto a la flora, destacan algunas variedades de nopal y cactus, robles, pinos y encinos, así como diversos tipos de flores. Existen también mantos freáticos de los que surgen aguas termales, aunque a mi parecer estos no han sido bien aprovechados y no se les da el cuidado pertinente al permitirse su uso indiscriminado a los visitantes de esta área sin ninguna precaución aparente de higiene y sanidad; a pesar de esto, el lugar en donde se encuentran estos manantiales todavía mantiene una relativa belleza.

En la actualidad existen tres miradores que permiten al visitante apreciar este bello lugar, los cuales son el Parque Mirador Independencia, el Mirador Dr. Atl y el Mirador de Huentitan, parte de la barranca también puede apreciarse desde el Zoológico de la ciudad de Guadalajara, que ofrece un servicio de teleférico llamado “Sky Zoo” que no sólo permite ver a los animales desde el aire sino también una vista de parte de la barranca de Oblatos. 

Este lugar es también un punto popular para el deporte, ya que es común ver personas recorrerlo ya sea caminando o corriendo para mantener o mejorar su condición física, algo que dado el terreno y su elevación e inclinación, es una verdadera prueba de resistencia y un gran logro para aquellos que logran conseguir este objetivo. 

A lo largo de los años se han desarrollado varios proyectos dentro de la barranca o en sitios aledaños, entre los que destacan el Zoológico Guadalajara, el Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño y el Planetario. Los dos primeros son lugares recomendables para visitar, pero desafortunadamente el Planetario en estos momentos no está en condiciones óptimas, lo cual es una lástima ya que su potencial para convertirse en un lugar óptimo para la divulgación científica en el estado, algo muy necesario, es inmenso.

Otro aspecto interesante de la zona es que a lo largo de la historia ha sido escenario de distintos eventos importantes como algunas batallas durante la guerra de Revolución y de varios combates durante la Guerra Cristera, es importante mencionar que la barranca también sirvió de escondite a grupos de Cristeros, que aprovechaban el intrincado bosque para evadir al ejército.

También, a lo largo de la barranca es posible visitar algunas presas y plantas hidroeléctricas  que ya no están en servicio, pero que cuentan con una larga y muy interesante historia ya que fueron pioneras en la generación de la energía y siguen siendo lugares impresionantes para el visitante, en particular una vieja estación en donde pueden encontrarse dos grandes esculturas conocidas como “los Atlantes” que, a pesar de su deterioro, siguen siendo una pieza de arte de cierto valor, en especial por lo complicado que resulta acceder al sitio en donde se ubican. 

Puente de Arcediano
©Fabian Cruz
En esta zona también está el puente de Arcediano, reconstruido y renovado a partir de piezas del original; este proyecto terminó en el año 2012 y se ha convertido en un atractivo para los visitantes de la barranca. También es posible visitar el pequeño poblado, hoy abandonado, de Las Juntas, que fue desalojado a raíz del proyecto de la presa de Arcediano.  

Algo importante a mencionar es que a pesar de que este hermoso cañón fue declarado como área natural protegida ya desde 1997, hay todavía mucho trabajo pendiente en cuanto a sanear las aguas del Río Grande de Santiago, puesto que las mismas se encuentran en extremo contaminadas y esto es algo deplorable. Desde mi punto de vista, es definitivo que se requieren de por lo menos dos plantas de tratamiento de aguas y espero que sean construidas antes de que sea demasiado tarde; la Barranca de Huentitán es un tesoro del estado de Jalisco y de México, y como tal, se merece todo el esfuerzo que sea necesario para garantizar su conservación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario