miércoles, 1 de octubre de 2014

4 bellas iglesias para visitar en Puebla.

Puebla de Zaragoza, fundada en 1531, es conocida también como la ciudad de los Ángeles ya que la leyenda local dice que fueron los mismos ángeles quienes trazaron la ciudad. Una de las metrópolis más grandes del país, hogar del tradicional mole y las famosas Chinas Poblanas, también se distingue porque en el centro de esta ciudad es posible encontrar muchas estructuras de la época colonial de gran belleza y valor histórico, de entre las cuales son notables muchas de las hermosas iglesias que se yerguen en sus calles.

Siendo que admirar estructuras producto de la arquitectura colonial es una de mis aficiones favoritas, en esta ocasión hablaremos de 4 templos en Puebla que vale la pena visitar.
__________________________________
©Tripadvisor
1. La Catedral Basílica de Puebla.

Esta majestuosa construcción, considerada como un monumento histórico y patrimonio de la humanidad, tardó cerca de 300 años en terminar de construirse, pues su construcción inició en 1575 y terminó en su totalidad hasta 1772, a pesar de haber estado en funciones la mayor parte de esos años y si tardó tanto tiempo en terminar su edificación se debió más que nada a que diversas situaciones y conflictos como la guerra de independencia, interrumpieron el trabajo en la obra, que afortunadamente nunca fue abandonada y siempre se reanudaron labores.

La catedral es un tesoro arquitectónico por donde se le mire, pero esa no es la única razón por la que es una edificación importante, pues en su interior es posible encontrar piezas de arte sacro de un valor inestimable que incluyen pinturas de la época virreinal, un órgano tradicional con siglos de antigüedad, esculturas ornamentales en cada una de sus capillas, documentos anteriores incluso a la fundación de la ciudad, reliquias y joyas en materiales preciosos elaborados desde la época colonial y murales de gran significancia artística e histórica y aunque muchos de los tesoros de la catedral no están disponibles para su exhibición al público, eso no significa que el impacto de una visita a esta impresionante iglesia se disminuya; simplemente no se puede visitar Puebla sin ir a la Catedral.
__________________________________
©Panoramia
2. La Parroquia de San José.

Esta es una iglesia que terminó de construirse en el año 1693 y que cuenta con una de las fachadas más distintivas de entre los muchos templos de la ciudad. Construcción de estilo barroco, la parroquia cuenta con la distinción de tener talavera poblana en los pilares de su fachada, lo cual ayuda a distinguirla aún más de otras iglesias de la época y las tres naves que componen su interior están sostenidas por columnas y arcos, aunque la mayor distinción de este templo son los antiguos retablos estilo barroco que decoran sus muros.

En este templo también es posible encontrar varias obras de arte sacro de diversos pintores reconocidos como los muy reconocidos Agustín Arrieta y Migual Jerónimo Zendejas, ambos oriundos de Puebla y los dos distinguidos por su trabajo realizando arte de corte religioso. La iglesia también contiene esculturas de alto valor artístico elaboradas por el taller de la familia Cora, una familia de escultores que trabajó durante el siglo XVIII y cuyas obras, además de tener renombre mundial, adornan más de una de las antiguas iglesias de la ciudad.
__________________________________
©Mariangel Coghlan
 3. El Templo de Santo Domingo.

De entre todos los templos de Puebla, sólo el de Santo Domingo, terminado en 1659, puede aspirar a competir con la majestuosa catedral como la iglesia más impresionante de la ciudad; y esto se debe no al exterior del edificio de estilo barroco, aunque la fachada es de estilo purista español siendo uno de los pocos ejemplos de este estilo arquitectónico en México, sino debido a la hermosura de su interior y a la belleza inigualable de la Capilla del Rosario.

Construida en el siglo XVII y conocida también como la Casa de oro y en su momento la Octava maravilla del mundo, la Capilla del Rosario es considerada como quizás la mayor obra de arte sacro en el país. Con un interior majestuoso, colmado en detalles tapizados en estuco dorado, pinturas centenarias de diversos estilos realizadas durante la época colonial, el altar principal dedicado a la Virgen del Rosario está decorado con relieves y tapizado con láminas de oro de 12 kilates. Gracias a esta capilla y al templo al que está anexa, el convento de Santo Domingo es indudablemente una de las mayores joyas del barroco procedente de la época novohispana de México.
__________________________________
©Wikimedia
 4. Templo de Nuestra Señora de la Concordia.

Terminando su construcción en 1676, este complejo religioso tiene un importante valor histórico ya que en uno de sus anexos se imprimió el Plan de Iguala, que es nada más y nada menos que el pronunciamiento oficial escrito por Agustín Iturbide que declaraba la Independencia de México, lo cual es un hecho poco conocido. Otro aspecto notable de la construcción es que en ella se encuentra el Patio de los Azulejos, un espacio abierto dentro del templo que se distingue por estar flanqueado por paredes tapizadas enteramente con azulejos de talavera poblana en brillantes colores y diseños.

El templo posee también seis lienzos de estilos barrocos realizados por el ya mencionado pintor poblano Miguel Jerónimo Zendejas, que muestran imágenes dedicadas al santo patrono de la concordia; el estilo arquitectónico del templo es dual, pues la fachada es una construcción barroca mientras que el interior fue remozado en 1831 para remodelar el retablo del templo y los altares laterales, lo que le dio a los interiores un estilo neoclásico.
__________________________________
©Centro Virtual Cervantes
Capilla del Rosario en el Templo de Santo Domingo
Existen muchas otras iglesias y construcciones en Puebla que son dignas de visitar, pero las cuatro mencionadas son a mi gusto completamente obligadas cuando se vacaciona en esta hermosa ciudad.

Referencias:
http://www.elclima.com.mx/templos_y_conventos_de_la_ciudad_de_puebla.htm

lunes, 22 de septiembre de 2014

Emilio Salgari, un maestro de la novela de aventura.

Emilio Salgari
Cuando Sandokan, Tremal-Naik y Yáñez pisaron la cubierta, ya todos los tripulantes se hallaban en sus puestos de combate, pues Sambigliong habla advertido a los tigres de Mompracem que el crucero se disponía a acometer a un gran barco enemigo.
Fragmento de Sandokan, el rey del mar.


Emilio Salgari (Verona, Italia. 1862 - 1911) tiene la distinción de ser uno de los escritores más prolíficos de la literatura italiana, pues es el autor de más de 200 obras entre las que se cuentan más de 80 novelas, cuentos cortos y diversos relatos. Se le considera uno de los autores italianos más influyentes, como uno de los padres de la novela de aventura moderna y como uno de los iniciadores del género literario conocido como western y además, hasta el día de hoy Salgari permanece como uno de los 40 autores italianos más traducidos en el mundo.

Hijo de comerciantes, Emilio Salgari siempre tuvo una pasión por la exploración, por lo que se enroló en la Academia Naval de Venecia, y aunque nunca se graduó sí pasó tiempo en su adolescencia como marinero lo cual le permitió navegar por el mar Mediterráneo y la costas del mar Adriático. Es durante estos viajes que el futuro novelista tiene muchas de las experiencias que más tarde le inspirarían al escribir sus libros. En su autobiografía, Salgari menciona haber llegado a ser capitán de un barco propiedad de un rajá que ha sido destituido de sus posesiones por autoridades inglesas y también relata el haber tenido varias aventuras y romances durante este periodo de su vida llegando incluso a navegar los siete mares, aunque en realidad no existen registros confiables de que Salgari explorara más allá del mar Mediterráneo y se considera que el autor embelleció sus experiencias como marinero a fin de volverlas más interesantes al ser publicadas.

En lo que sí coincide Salgari en su autobiografía con los registros históricos que se tienen de su vida es en la razón por la cual dejó su trabajo como marinero y segundo a bordo de barcos mercantes; esa razón fueron serios problemas de salud que lo afectaron, ya que severas fiebres tropicales obligaron al autor a regresar a Italia para restablecerse y ante la dificultad de volver a embarcarse, Salgari se decidió a trabajar como periodista obteniendo una posición en el diario La Nuova Arena en donde publicó sus primeros relatos en formato de entregas.

En 1891 Emilio Salgari conoce a la actriz de teatro Aida Peruzzi, con quien iniciaría una relación y posteriormente contraería nupcias en 1892. El matrimonio decide trasladarse a Turín poco después de contraer nupcias, siendo esta ciudad el lugar donde el autor residiría hasta su muerte.
©Editorial Molino 
Sandokan, el personaje más popular de Salgari.
Salgari publicó su primera novela, titulada Los misterios de la Jungla Negra, en 1895. A esta le siguió Los Piratas de la Malasia en 1896. Durante los siguientes veinte años, Salgari publicaría un impresionante cuerpo de trabajo, que dividió en diversas series o ciclos, entre los que destacan tres.

El primer ciclo a mencionar es el dedicado a los Piratas de la Malasia, conocido habitualmente como la historia de Sandokan, un príncipe convertido en corsario, hombre de gran valor que busca llevar su vida con honor y justicia y que se convirtió en el personaje más popular y famoso de todos los creados por Salgari. Esta serie cuenta con once novelas, de entre las que se distinguen la ya mencionada Los misterios de la Jungla Negra, Los Tigres de Mompracem, El rey del mar y La venganza de Yañez.

El siguiente ciclo importante de Salgari es el dedicado a las aventuras del Corsario Negro, que aunque también dedicado a seguir las aventuras de un grupo de piratas, en lugar de desarrollarse en Asia como las aventuras de Sandokan, esta nueva saga fue ubicada en el Caribe durante la era de oro de la Piratería. Esta serie también cuenta con varias novelas entre las que destacan El Corsario negro, La reina del Caribe y El hijo del Corsario Rojo.

El último ciclo que cabe mencionar debido a su importancia para el género western es el conocido como el de las Aventuras en el viejo oeste. Esta serie de novelas, en las que no todas guardan una relación entre sí, es considerada como uno de los primeros ejemplos del género western y se les acredita con sentar muchas de las bases que otros autores posteriores (en los que se incluye a Marcial Lafuente Estefanía, del que ya hemos hablado) siguieron para realizar sus propios trabajos. Algunas novelas de este ciclo que podemos mencionar son Aventuras entre los Pieles rojas, La soberana del Campo de Oro, El rey de la pradera y La cazadora de cabelleras.

Salgari escribió otras novelas dentro del género de piratas como fue la trilogía de Los Piratas de las Bermudas, y la saga del Capitán Tormenta. Pero su esfuerzo se dedicó sobre todo al género de aventuras alrededor del mundo por lo que su extenso trabajo puede agruparse en diversas series de acuerdo a su locación geográfica, como son las novelas dedicadas a narrar aventuras en la India y Asia o las que se desarrollan en África así como a otras dedicadas a mostrar correrías en el Medio Oriente e incluso varias ubicadas en Rusia y otras tierras del norte. El autor también abordó historias de civilizaciones perdidas y dedicadas a la búsqueda de grandes tesoros, algunas historias de guerra, otras de aventuras en altamar e incluso historias de supervivencia como El Robinson Italiano o Los náufragos del Liguria. Salgari incluso se dio tiempo de incursionar en la ciencia ficción con la novela titulada Las maravillas del año Dos Mil, publicada en 1907, que utiliza el viaje en el tiempo como tema principal.

A pesar de ser un autor muy popular incluso entre la nobleza (el aprecio por sus obras le valió que la reina de Italia le otorgara el título de Caballero en 1897) Salgari nunca tuvo mucha fortuna con las casas editoriales que publicaban su trabajo. De hecho, su primer contrato con Donath, quien publicó sus primeros libros, resultó nefasto para el autor ya que le obligaba a escribir tres novelas por año a cambio de una paga de sólo 4,000 liras anuales, una cantidad que en ese entonces a duras penas le permitía al autor y padre de cuatro hijos el vivir decorosamente.

Subsecuentes tratos con editores no cambiaron la suerte del escritor, y a pesar de que sus libros rompían récords de ventas, nunca logró ver una remuneración proporcional a lo que sus novelas vendían. Si bien es cierto que Salgari lamentó siempre esta situación achacándola exclusivamente a los editores uno de sus hijos, Nadir Salgari, escribió que las poco ventajosas condiciones de los contratos obtenidos por su padre eran resultado en mayor medida al difícil carácter de su padre y a su tozudez al momento de negociar con los editores lo cual, acompañado por un fuerte desprecio al dinero por parte del autor, le hacían perder mejores oportunidades para una paga más acorde a la popularidad de su trabajo.

Estos problemas económicos y la enfermedad mental de su esposa, que empeoró hasta que tuvo que ser ingresada en un manicomio en 1911, dejaron a Salgari presa de una fuerte depresión lo que lo llevó a quitarse la vida en Turín el mes de Abril de ese mismo año por medio del Seppuki, un ritual japonés que consiste en el suicidio por destripamiento y que busca restituir el honor del suicida.

Tumba de Emilio Salgari

Lo último escrito por el autor de Verona fueron tres cartas, una para a su esposa y otra para sus hijos. La última carta, dirigida a sus editores, consistía sólo en esta nota:

A ustedes, que se han vuelto ricos con el sudor de mi frente mientras me mantienen a mí y a mi familia en la miseria, sólo les pido que en esas ganancias encuentren los fondos para pagar mi funeral. Los saludo mientras rompo mi pluma. 
Emilio Salgari.

A pesar de su trágica muerte, el legado de Salgari es indiscutible. Su trabajo ha influido en personalidades como Umberto Eco, Isabel Allende, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y muchos más; en el cine, el director de westerns Sergio Leone citó a Salgari como una de sus mayores fuentes de inspiración, se han realizado más de 50 adaptaciones cinematográficas de sus novelas y sus libros se han mantenido populares en Italia, casi todo el resto de Europa, México y varios países de Latinoamérica durante los más de cien años que han pasado desde su muerte, convirtiéndolo en uno de los escritores italianos más importantes de la historia y uno de los mayores pilares de la literatura universal.

Referencias:
http://librosgratis.liblit.com/?subdir=S%2FSalgari%2C%20Emilio%20%281862-1911%29&sortby=name

miércoles, 17 de septiembre de 2014

4 efectos adversos del cigarro y el alcohol en el cerebro.


©Getty
Si bien es cierto que el tabaco y el alcohol son sustancias que pueden consumirse legalmente, también lo es que su consumo provoca daños en el organismo; la mayoría de nosotros ha escuchado como el cigarro daña los pulmones y que el alcohol causa problemas en el hígado, pero casi nunca nos hablan de cuáles son los efectos negativos que tienen en nuestro cerebro.

Por lo tanto, este artículo lo dedicaremos precisamente a mencionar algunos de los problemas que provocan estas dos sustancias.

___________________________________________


©Getty

1. Fumar disminuye el desempeño de nuestro cerebro.


Un reciente experimento realizado por científicos en la Gran Bretaña descubrió que los adultos fumadores obtenían resultados más bajos que los no fumadores en el ejercicio; la prueba analizó durante un periodo de cuatro años la memoria, la capacidad de planeación y la habilidad mental  de los participantes.


El resultado del experimento demostró que cuatro años después del inicio, los fumadores tenían más dificultades en promedio para aprender nuevas palabras y recordar nombres en particular. El estudio se realizó en 8,800 adultos de 50 años en adelante, lo cual indica que si bien es natural un declive en nuestro poder cerebral con la edad, fumar no sólo acelera su aparición, sino que lo incrementa.

___________________________________________


©Bettertobreathe
 2. Fumar aumenta las posibilidades de un accidente cerebrovascular.


Accidente cerebrovascular, apoplejía, derrame cerebral o infarto cerebral. Distintos nombres para un mismo término: el ictus. Esta condición se caracteriza por ser una disminución del flujo sanguíneo cerebral importante que se da de manera brusca o de una hemorragia en el cerebro ocasionada por la rotura de un vaso cerebral. Y sobra decir que sufrir de este incidente causa afectaciones que pueden causar daños severos al paciente o la muerte.


Una investigación por el University College of London descubrió que el declive cerebral en fumadores habituales alcanza tasas del 38%, y que las toxinas del cigarro que se filtran a la sangre llegan al cerebro, en donde causan daño o muerte de neuronas, además de que la contaminación provocada por las toxinas del cigarro impiden que la sangre transporte oxígeno de manera adecuada, incrementando los riesgos en adultos de 50 años o más.

___________________________________________


©Getty
 3. El alcohol causa el síndrome de Wernicke-Korsakoff.


Alrededor del 80% de los alcoholicos desarrollan esta seria condición. El síndrome de Wernicke-Korsakoff se compone de dos diferentes síndromes; el síndrome Wernicke, es una afectación severa llamada encefalopatía de Wernicke mientras que la otra es la condición debilitante que puede durar años llamada psicosis de Korsakoff.


La encefalopatía de Wernicke se distingue por provocar confusión en el afectado, por causar parálisis en los nervios encargados del movimiento de los ojos y por afectar la capacidad de coordinación muscular a tal grado que en algunos casos los pacientes pierden la habilidad de caminar. Este síndrome se desarrolla en parte debido a una deficiencia en Tiamina, la cual es provocada entre otras cosas, por el efecto del alcohol en la química sanguínea. Más del 80% de los alcohólicos que sufren del síndrome de Wernicke también desarrollan la psicosis de Korsakoff, que aunque afecta también la capacidad motriz de quien la padece, sus peores efectos son sus efectos crónicos degenerativos en el cerebro, ya que causa problemas de aprendizaje, de memoria ya que causa amnesia retrógrada, es decir que provoca la pérdida de información vieja almacenada en el cerebro, y también provoca amnesia anterógrada, esto es, que la nueva información no se almacena en la memoria de largo plazo. Esta pérdida constante de información provoca altos niveles de frustración en el afectado, lo cual puede causar que derive en frustración y episodios violentos.

___________________________________________


©brainhealthreview
Izq. Cerebro de un adulto normal de 43 años de edad.
Der. Cerebro de un adulto alcoólico de 43 años de edad. 
 4. El alcohol provoca destrucción celular en el cerebro.


El consumo excesivo de bebidas alcohólicas está relacionado con la disminución de la neurogénesis, el cual es el proceso por el que se desarrollan nuevas neuronas en el cerebro. Se tenía pensado que la neurogénesis sólo estaba activa en el periodo pre-natal, pero recientes estudios demuestran que la neurogénesis continúa en mamíferos adultos (humanos incluidos) en particular en las área del cerebro conocidas como el hipocampo y la zona subventricular.


Dado que la zona subventricular es el área del cerebro en la que se desarrolla la neurogénesis en su mayor parte, si esta es dañada limitará entonces su producción, lo cual a su vez termina afectando al hipocampo. Para hacer las cosas peores, el hipocampo también es afectado por el alcohol, lo cual le impide funcionar correctamente y esto es grave, pues el hipocampo es la parte del cerebro que permite crear nuevos recuerdos y almacenar eventos en la memoria así como también la que controla la capacidad de movimiento y reconocimiento espacial. Por otra parte, daños en el hipocampo pueden acrecentar la posibilidad de padecer Alzheimer. Esto se debe a que el consumo de alcohol produce encogimiento cerebral a un grado mayor del que provoca el Alzheimer.

___________________________________________


Referencias:


http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/arh25-4/299-306.htm